viernes, 5 de agosto de 2011

Mi odisea: La quimera de los vestidos de fiesta


Hace meses que quería escribir sobre este tema,pero por unas cosas o por otras,nunca me ponía a ello. De lo que quiero hablar es de la odisea que viví para encontrar un vestido de fiesta.

Os comento. El 2 de abril yo estaba invitada a una boda. A pesar de que me avisaron en diciembre, yo hasta la última semana de febrero no pude saber fijo si podría asistir. En cuanto lo confirmé, me lancé -literalmente- a la busca y captura del vestido. Lo que sabía es que quería ir de corto, algo sencillo, sin volantes,ni brillos,ni montones de lazos ni colores raros. Lo ideal sería un vestido de manga corta (ay,las chichas colganderas de los brazos,cuánto daño hacen...)con un corte estilo imperio (para disimular todo lo disimulable) y con un aire retro, estilo años 50.

Algo así (bueno,todos los vestidos de esta tienda son preciosos):
http://www.eshakti.com/clothpdpage.asp?catalog=Clothes&cate=solid+dresses&productid=CL0019310&pcat=
http://www.eshakti.com/clothpdpage.asp?catalog=Clothes&cate=ready+to+wear&productid=CL0020296_ZS&pcat=

Ilusa de mí...

Yo,como por falta de experiencia "bodil" no sabía muy bien dónde buscar el vestido, fui a preguntar a las tiendas de vestidos de novia si tenían tallas grandes. Madredelamorhermoso, qué panorama! En la mayoría me miraban como si las ofendiera por pensar que podían vender tallas grandes-si las miradas matasen-, y en las otras me ofrecían arreglarme un vestido para adecuarlo a mi talla. Me enseñaban vestidos largos,llenos de lazos,vuelos,brillos y volantes, y yo me tenía que imaginar ese vestido corto por la rodilla, sin la mitad de cosas, y con un color que no me hiciera parecer una tarta de fresa. Además de echarle imaginación, me tuve que tragar el rapapolvo de las dependientas por no haber ido antes, ya que no creían que pudieran hacerme nada a tiempo.

También probé en El Corte Inglés, pero los de la sección normal no me servían, los de tallas grandes, pues eran horribles, y en Helena Miró y demás casi ni miré: todo carísimo.

Desesperada,busqué por todas las tiendas habidas y por haber. En una me enseñaban unos vestidos de princesa gótica (corsés,raso,largos hasta los pies) diciéndome que eran ideales (claro que sí,guapa) y que no iba a encontrar otra cosa. En otra ya había más variedad,pero no en mi talla, con lo cual tenía que decidir el que quería que pidieran a la fábrica -sólo uno de los modelos- así,a ojo de buen cubero.
Paradojas de la vida,en la tienda de al lado, que estaban en liquidación por cierre, encontré un vestido que si bien no era el de mis sueños, ME SERVÍA -¡por fin!- y no se alejaba mucho del estilo que buscaba. Pero lo mejor de todo fue el precio, de risa: 25€!!!






Los zapatos (To Be) y la torera (H&M) ya los tenía. Al final encontré un vestido muy años 50, que era lo que quería.


Asique, amigas de cuerpos voluptuosos y orondos, si os veis en una situación como ésta, armaros de paciencia, removed Roma con Santiago y buscad como sabuesos. Yo tenía muy pocos días, porque tenía exámenes y demás, y me pegué mis 4 buenas tardes de tienda en tienda. Y lo más importante, preparaos para ver vestidos preciosos desfilar ante vosotras mientras os ofrecen modelos sacados de la tienda de los horrores.

Para la próxima, he encontrado una tienda, Kurokai en la que venden vestidos de fiesta durante todo el año, y muy bonitos, la verdad. La pega es que por la zona de Coruña - Ferrol no hay ninguna, pero en Zaragoza sí.

1 comentario:

  1. me gusta mucho tu blog!!así que a partir de ahora...seguidora!!!
    muy guapaaaa!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...