miércoles, 29 de enero de 2014

Fashion Industry, You Are Doing It Wrong. Part I: Brands: Violeta by Mango.

Con esta cara nos hemos quedado. Más en Pinterest*


If you want to read this post in English click here ! ;)

El mismo día que salió el anuncio de Violeta escribí un post un tanto incendiario. Decidí guardarlo en borradores por lo menos hasta ver la colección. Ya os adelanto que todavía no he podido probarla en mis carnes porque no ha llegado a donde vivo, pero que sepáis que lo que yo me creía que iba a pasar, ha pasado. Mucho se ha escrito sobre Violeta, y yo he puesto algunas de mis impresiones en Facebook y en diversos comentarios. Había pensado en publicar ese post hoy, tal cual, para que vierais mis dotes de adivinación, pero en vez de eso voy a hacer algo un poco distinto. Vamos por partes:

1. La llegada del niño Jesús.

Se anuncia la llegada de una línea de tallas grandes de una de las más importantes marcas de moda de España. Muchas la reciben como maná caído del cielo, otras (como yo) con recelo y escepticismo -que ya estamos curadas de espantos- y otras con polémica. Lo de la polémica da para otro post aparte, pero yo os lo resumo: De repente, Mango decidió considerar a la talla 40 como punto de partida para hacer un patronaje especial, y eso, para muchas, fue una bofetada en toda la cara. De repente las estaban relegando, de repente las estaban llamando gordas (No lo voy a edulcorar, las cosas como son). Si Mango hubiera dicho que Violeta iba de la 48 a la 54, por ejemplo,  estoy segura de que esa misma gente los habría animado y habría dicho: ¡Qué bien, es un paso adelante! 
El paso adelante hubiera sido que Mango hubiera decidido ampliar las tallas de su linea general, ya no digo en todos los modelos, si no en aquellos que realmente sienten bien en todos los cuerpos. Pero yo soy realista y sé que todavía queda mucho para eso. Los cambios van a venir poco a poco, y esa protesta, aunque con toda la razón y buena intención del mundo, estaba mal enfocada (bajo mi humilde punto de vista). Sigo.


2. Cómo no promocionar una marca: no promocionándola.

Una sola imagen para promocionar una nueva línea. Raro, ¿verdad? Cuando se acercaba la fecha de lanzamiento y no había más imágenes que la famosa espalda del vestido a mí me olía a chamusquina. Yo pensaba: no enseñar nada no crea espectación, lo que crea son dudas acerca del interés de la ropa. Cuando salió el lookbook, por favor, que tire la primera piedra la que haya pensado: "Lo necesito, lo quiero todo (o casi)". En resumen, cuando una de las pocas imágenes promocionales de tu marca es un burro lleno de camisas blancas prácticamente idénticas, es que algo VA MAL.
 ¿Han tenido en cuenta a las bloggers? - cuando, recordémoslo, las curvy/plus size bloggers son TREMENDAMENTE importantes, son el detonante y la base de todo este movimiento curvy que se está generando, no los escasos esfuerzos de la industria-. ¿Han hecho algún tipo de presentación "oficial"? ¿Han hecho algún tipo de celebración, algo típico cuando cualquier marca saca una línea nueva? No. Por favor, si ni siquiera han tenido la ropa a tiempo en el 90% de las tiendas. ¿Qué impresión da eso? Mala. Que no tiene importancia, que no merece atención.

* No es el único caso: estas navidades me llamó la atención que, dentro de la eterogénea y variada campaña de H&M, faltara un elemento. ¿Adivináis cuál? Y hay más, muchísimos casos más.*

¿ Habéis visto el vídeo del desfile en Barcelona 080 ? Han abierto con un pase de algunos modelos de Violeta. ¿Qué bien, no? Chicas guapas y sonrientes, la ropa un poco psé, pero oye, mola. Pues no. Porque cuando las chicas están ya en el backstage, salen las modelos de la colección "normal", pero también los modelos de la colección H.E. by Mango. Y el pase final lo hacen  incluso con niños. Pero, y las Violetas, ¿por qué no salen? ¿Dónde están? ¿Por qué van a parte? Un pase rápido al principio y ala. ¿No podrían ir integradas en el resto del desfile, igual que las otras lineas? Igual esto responde a una organización logística que escapa a mi entendimiento como outsider de la moda, pero la imagen que da es, otra vez, MALA.


3. No sólo de básicos vive la gorda.

Mango es clásico. Mango no es Zara, no es Asos. Bien. Pero lo que nos venden no es clásico: es un desfile de básicos, prendas prácticamente iguales entre sí y extremadamente caras. Si la intención es lanzar una colección de fondo de armario para tantear el terreno e ir arriesgando progresivamente, creo que lo han planteado mal. Si el planteamiento es: que hablen, aunque sea mal, creo que es una estrategia pésima. Y si realmente esto es lo que nos vamos a encontrar en las tiendas colección tras colección, me parece FATAL.

No soy la única que ha hecho esto: mirar y remirar los modelos buscando algo que me guste, y a la tercera pasada comenzar a ver más cosas que te entran por el ojo, pero esto no tendría que funcionar así. No tendría que pensar, como dijo Rebeca: "Esto queda bien si le añado la mitad de las cosas ya tengo en el armario". 
Yo soy doña básica, y no pido una minifalda de cuero con una raja impresionante o un vestido verde lima transparente. Pido algo normal en una colección primavera-verano: Colores, estampados variados y de tendencia, y cortes favorecedores y no vestidos saco. Cuando uno publicita una marca como algo para "una mujer actual y exigente que quiere sentirse guapa, sexy e ir a la moda" y luego saca la colección que saca, lo que hace es publicidad engañosa.


4. No prestar atención a las necesidades de un sector en alza.

 A pesar de todo lo dicho en los puntos anteriores, a pesar de que no he podido probarme la ropa y que creo que no me va a servir en su mayoría (aclaro: porque yo uso una 52 justa y después de ver las impresiones de otras bloggers la ropa es pequeña para la talla), Mango se ha lanzado a la piscina y ha dado un paso adelante, pequeño, pero paso de todas formas. De verdad espero que hagan caso de las críticas (que espero que hayan sido constructivas) y mejoren. Por lo menos, empiezan a darse cuenta de que hay un sector con GRANDES necesidades que necesitan ser cubiertas. 
No me cabe en la cabeza que una empresa que es de las más grandes del mundo en el sector (te estoy mirando a tí, INDITEX), que aprovecha todas y cada una de las oportunidades de hacer dinero, nos ignore por completo. No me valen las milongas de que cuesta más hacer ropa para tallas grandes; otras marcas lo hacen y no pierden dinero. Cuando se eliminan todas las posibilidades, si hacéis el cálculo, sólo queda una: el prejuicio a tener gordas en sus tiendas -especialmente cuando intentan posicionar a marcas como Zara en un sector más cercano al "lujo asequible" en el extranjero-. Querido Amancio, de verdad, nada me haría más feliz que entrar en una de tus tiendas sin sentirme una extraña, una intrusa, un bicho raro. Coger un vestido, probármelo y que me sirva, dejarme en tu tienda mi dinero y salir de ella feliz y no frustrada.

No se trata de una apología a la gordura ni de fomentar malos hábitos. Se trata de cubrir unas necesidades de un sector de la población que, por las causas que sean, está aumentando y se está haciendo visible. Se trata de que una chica como yo, que ha engordado por diversas circunstancias, no se tire 5 años para encontrar unas botas que le cierren. Se trata de que una chica como yo no esté años sin poder ponerse un vestido porque ni siquiera encuentra medias que le sirvan. Se trata de que podamos encontrar todas estas cosas al ir de tiendas como cualquier persona normal, y no dejemos nuestro dinero en tiendas extranjeras (ejem ejem). Se nos llena la boca -a la sociedad- hablando de igualdad e indiscriminación, pero luego nosotras las pasamos canutas cuando se nos rompe aquel vaquero que nos encontramos hace 3 meses de casualidad y que nos costó 50 € aunque sea una mierda, y no sabemos si encontraremos alguno en una tienda para reemplazarlo. Y yo estaré gorda y obesa, si, pero no porque me guste. No soy un monstruo o una freak, soy normal, y quiero ser tratada como tal.

Así que queridos amigos de Mango, puede ser que os hayan asesorado mal, o yo que sé. De verdad, nada me gustaría más que ir a vuestros HeadQuarters a deciros: Queremos esto, esto y esto! Esto nos hace falta, esto nos gusta, esto nos queda bien. Yo me ofrezco, vaya.

XX
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...